Edadismo: Imagen social de la vejez y discriminaciĆ³n por edad

Lunes, 06 de Septiembre de 2021

Canal: Envejecimiento y vejez

Estereotipos, prejuicios y discriminación es lo que gran parte de los adultos mayores sufre por parte del resto de la sociedad, un fenómeno conocido como “edadismo”, en en el que se enraíza una negativa imagen de la vejez, asociada a deterioro, vulnerabilidad e improductividad. Y Chile no está exento de esta situación.

De acuerdo con el estudio “Edadismo: Imagen social de la vejez y discriminación por edad”, elaborado por el Observatorio del Envejecimiento para un Chile con futuro, que surge de la alianza entre Compañía de Seguros Confuturo y la Universidad Católica, al menos el 18% de los chilenos y chilenas conciben a las personas mayores como una carga para la sociedad, siendo uno de los países que más adscriben a este tipo de prejuicios (World Value Survey 2014).

A partir de datos de World Value Survey 2014, para un grupo de siete países observados, el reporte da cuenta de que en nuestro país el 45% opina que las personas mayores de 70 años tienen una posición social baja, siendo sólo superado por Suecia (58%).

Asimismo, en base a la Encuesta de Calidad de Vida en la Vejez (ECV 2019), el reporte destaca que el 33% de las personas mayores ha sentido siempre o algunas veces un trato injusto por su edad en el sistema sanitario y un 24% en los servicios públicos o municipios, aumentando 7 puntos porcentuales desde el 2010.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el edadismo surge cuando la edad se utiliza para categorizar y dividir a las personas por atributos que ocasionan daño, desventaja o injusticia, y menoscaban la solidaridad intergeneracional. El término nació en 1969 con el médico gerontólogo y psiquiatra Robert Neil Butler, quien acuñó el concepto “ageism” para denominar la discriminación de las personas mayores por el solo hecho de tener más edad.

“El edadismo o viejismo -la discriminación de la gente por su edad-, está muy presente en la sociedad chilena. Lo podemos ver desde las conductas y verbalizaciones cotidianas que oímos a diario y en una discriminación a nivel institucional. En este reporte se considera esa infantilización que hay de las personas mayores, de tratarlos de ‘viejitos o abuelitos’, como si la gente en esta fase de la vida se volvieran niños o niñas. Ese es uno de los tremendos prejuicios que hay en este ámbito. Y a eso también le sumamos la discriminación en los servicios públicos y de salud”, comenta Susana González, académica de Psicología UC e investigadora principal de este reporte.

El impacto de esa percepción social sobre la edad tiene incluso repercusiones directas en la salud. El reporte destaca un estudio realizado en Estados Unidos (Levy, 2012) que mostró que las personas mayores con una concepción negativa de la vejez y alguna discapacidad grave se recuperaban un 31% menos que aquellas con estereotipos de edad positivos. En esta línea, plantea que las personas mayores con actitudes negativas hacia el envejecimiento viven en promedio 7,5 años menos que las personas con actitudes positivas hacia el envejecimiento (Levy, 2002).

Junto con lo anterior, destaca que muchas veces a los adultos mayores se les niega tratamiento o la atención adecuada por su edad y quedan fuera de estudios clínicos siendo infrarrepresentados como grupo etario en dichas investigaciones. Esto demuestra que también existe una dimensión estructural del edadismo.

Alejandro Reyes, miembro de la Alianza de organizaciones de la Sociedad Civil por la Defensoría de las Personas Mayores y Programa Personas Mayores y Derechos ONG CEC, señala que “por esta lógica en que la persona sirve en cuanto produce, el adulto mayor pasa a ser un ser pasivo. Pero eso no se corresponde con el hecho de que el ser humano es ser humano y pleno siempre, porque efectivamente mantiene su capacidad de ser, de soñar, de sentir, de comunicarse, de empatizar con otro a lo largo de la vida”.

Otro ámbito en el que el edadismo impacta de acuerdo con el reporte es en lo laboral.

En base a la encuesta “Trabajo en Personas Mayores” del Centro de Estudios de Vejez y Envejecimiento de la Pontificia Universidad Católica (CEVE-UC), el 70% de los consultados considera que las empresas prefieren contratar más a personas jóvenes que mayores y un 50% piensa que los jóvenes creen que los adultos mayores son personas enfermas, sedentarias y dependientes. Además, un 38% de los encuestados establece que las personas mayores que trabajan más allá de su edad de jubilación se encuentran más expuestas a sufrir de malos tratos en el espacio laboral.

En este sentido, Christian Abello, gerente general de Compañía de Seguros Confuturo, enfatiza en la importancia de contribuir, desde todos los sectores, en mejorar la calidad de vida de las personas mayores, lo que considera entre otras cosas, derribar mitos en torno a la tercera edad. “Las transformaciones demográficas -que hacia el futuro anticipan una mayor cantidad de población de la tercera edad- nos empujan a tomar un rol activo. Por ello, nos interesa impulsar programas de empleabilidad como Trabajo 60+, el cual busca poner en valor la experiencia y competencias de este segmento, fomentando equipos diversos e intergeneracionales, donde los adultos mayores tengan un espacio”.

Ver Reporte

Fuente: Observatorio del Envejecimiento para un Chile con futuro - Julio 2021
https://observatorioenvejecimiento.uc.cl/edadismo-imagen-social-de-la-vejez-y-discriminacion-por-edad-2/