┬┐Estamos propiciando entornos que estimulen nuevas formas de pensar, sentir y actuar acerca del envejecimiento y la vejez?

Editorial N┬░ 135 de Abril 2011

Jueves, 14 de Abril de 2011

Canal: Editoriales RLG

Reconociendo que en América Latina se han realizado múltiples esfuerzos por incluir el envejecimiento y la situación de las personas adultas mayores en la agenda de prioridades y de políticas públicas, queremos compartir algunos interrogantes e inquietudes. Se trata de preguntarnos qué tantos esfuerzos hemos hecho y estamos haciendo para lograr que en nuestros países haya entornos que favorezcan la autonomía y propicien el desarrollo personal y social de las personas de todas las edades y condiciones.

El desafío de lograr entornos que favorezcan la participación, la autonomía, el desarrollo y el bienestar de las personas de todas las edades y condiciones, exige, ante todo, revisar nuestras creencias o formas de pensar y sentir acerca del hecho de vivir envejeciendo –(porque no hay otra forma de vivir) y de la realidad inevitable de llegar a la vejez –a no ser que muramos antes. Porque las formas de pensar y de sentir orientan nuestros comportamientos.

Cabe preguntarse entonces: ¿cuáles resultados hemos conseguido –como gobiernos y organizaciones de la sociedad civil-, en lo que se refiere a la superación de falsas creencias, de estereotipos y prejuicios asociados al envejecimiento y a la vejez –propios y ajenos?... ¿Qué pre-supuestos conceptuales han animado políticas, planes, programas y acciones relacionados con el envejecimiento y la vejez?... ¿Han aportado dichos modelos a desanclar el envejecimiento del ámbito estricto de por y para la salud y transversalizarlo hacia todos los ámbitos de la vida económica, política y social?... ¿Tales políticas, planes, programas y acciones están contribuyendo o abriendo paso a una comprensión revisada y renovada, incluyente y democrática del envejecer y ser persona vieja en el mundo actual?... ¿Cuánto hemos avanzado en término de construcción de una comprensión revisada y renovada que implique asumir que lo que nos hace ser como somos en las diversas edades -y sobre todo en la vejez-, tiene que ver con las condiciones físicas, económicas, políticas, sociales y culturales en las cuales vivimos y hemos vivido, así como darnos cuenta que más que el tiempo que pasa es lo que hacemos -como sociedades y personas- en ese tiempo lo que nos constituye?...

¿Cuántos nuevos mandatos se están entretejiendo hoy sobre la vejez que se erigirán en nuevos estereotipos y prejuicios que serán necesarios superar mañana? ¿Qué efecto podría tener nuestro actuar profesional y cotidiano en generar respuestas creativas y favorecedoras de autonomía, a las necesidades de las personas más envejecidas y, principalmente de aquellas que requieren de apoyos y cuidados especiales?

Buscar responder a estas preguntas nos parece esencial en miras a evitar que nuestras intervenciones terminen por causar daños no deseados, lo cual debiera remitirnos a asumir con urgencia el fortalecimiento de nuestra capacidad de investigar, de disponer de conocimientos fundamentados que den cuenta de los múltiples y cada vez más rápidos cambios que conlleva el vivir-envejecer en el contexto de nuestros países, comunidades y familias en América Latina y el Caribe, reconociendo su heterogeneidad.

Hoy, cuando estamos ad-portas del décimo aniversario de la realización de la Segunda Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento (Madrid, 2002), resulta imperativo poner nuestra atención en el carácter de los procesos de cambio que estamos contribuyendo a desarrollar, de manera de fortalecer aquellos que propicien nuevas formas de pensar, sentir y actuar acerca del envejecimiento y la vejez con una profunda convicción de respeto a los derechos humanos de mujeres y hombres de todas las edades y condiciones. ¡Abrir espacios que nos inviten a revisar de manera responsable nuestras creencias, sentimientos, intervenciones sociales y formas de actuar, en general, es algo fundamental que debemos hacer ya!

Ximena Romero – Coordinadora de la RLG
Christel Wasiek – Asesora de la RLG

Abril de 2011.