┬┐Es posible encontrar empleo a cualquier edad?

Jueves, 11 de Junio de 2009

Canal: Envejecimiento y vejez

Por primera vez en la historia de Europa, la población con más de 40 años será mayoritaria en una década y disminuirá la de entre 20 y 40 años. Así que las empresas no tendrán más remedio que enfrentarse al desafío demográfico que supone este envejecimiento y tendrán que contratar a trabajadores de más de 50 años. Al menos eso dice el Estudio sobre Adecuación Demográfica de Adecco Institute, en el que han participado 2.506 empresas de Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España. “El futuro pasa por los empleados mayores”, dice Wolfgang Clement, presidente de Adecco Institute y ex ministro alemán de Trabajo. Otra inyección de optimismo son los numerosos estudios que revelan que los trabajadores mayores suelen ser mejor opción, ya que son más fiables, tienen principios laborales más sólidos, mayor disposición para cambiar de horario laboral y una actitud más positiva.

Búsqueda activa

Y mientras el envejecimiento de la fuerza laboral europea es un hecho irreversible, en España los parados mayores de 50 años suman ya 774.908, de los cuales el 51,98% son mujeres. En el último trimestre de 2008, 93.200 mujeres mayores de 50 años iniciaron la búsqueda de empleo. Además, tres de cada 10 mujeres que se han lanzado al mercado laboral tienen entre 55 y 59 años.

La mayoría son amas de casa que han estado apartadas durante décadas del mundo laboral y ahora temen que su cónyuge, la principal fuente de ingresos en el hogar, pueda perder su empleo. Según los expertos, una parada en esta edad que quiera afrontar esta situación con éxito no puede dejarse abatir y ni paralizarse no puede dejarse abatir. Al contrario, debe buscar empleo activamente, porque le resultará más fácil encontrarlo cuanto menos tiempo esté desempleada.

Ante todo, adaptación

Además, según la empresa de contratación Laboris, es fundamental estar abierta a las nuevas circunstancias del mercado laboral, lo que exige flexibilidad, polivalencia, movilidad geográfica y adaptación a los cambios. Incluso, aceptar un trabajo que no coincida exactamente con lo que se busca o con un sueldo más bajo, para seguir buscando después algo mejor. Y si siempre es importante la red de contactos personales, ahora va a ser prioritaria.

Además, es imprescindible formarse e informarse: cada vez más organismos ofrecen programas de reinserción, como el proyecto Emplea 45, o las entidades sociales Red Araña (www.empleoenred.org) y Eslabón (www.eslabon.org).

Ana Mattern. Hoymujer 20-mayo-2009.
-----
Ver Estudio sobre Adecuación Demográfica de Adecco Institute en el siguiente enlace:
http://www.adecco.es/_data/Estudios/pdf/328.pdf